Los secretos de la diabetes al descubierto

¿Invitados en tu puerta? ¡Prepara una ensalada con aguacate, pescado rojo y pepino en 15 minutos! Créenos, no estamos bromeando en absoluto: este es exactamente el tiempo que tardarás en crear este maravilloso plato. Por cierto, tenga en cuenta que la combinación de aguacate, pepino y salmón en la ensalada es tan acertada que puede utilizarse no sólo en un aperitivo de este tipo. Por ejemplo, unte puré de patatas, la base de este plato, en pan ligeramente tostado y coloque encima lonchas de pescado. O cortar todos los ingredientes de la ensalada en dados y aliñarlos con un poco de aceite de oliva mezclado con zumo de limón. Sin embargo, en nuestra opinión, la versión en capas tiene un aspecto más presentable, por lo que la ensalada con aguacate, pescado rojo y pepino puede servirse en una mesa festiva de cualquier nivel.

Cortar el aguacate en rodajas para la ensalada de pescado rojo y separar las mitades, retirar la médula. Saque la pulpa con una cuchara y póngala en un bol de batidora, rocíela con zumo de limón, sal y pimienta y trocéela hasta que quede suave.
Segundo paso

Pelar los pepinos para la ensalada de aguacate y pescado rojo y picarlos muy finos. Pelar la cebolla y cortarla en dados muy pequeños. Pica el eneldo.
Etapa 3

Cortar los filetes de salmón ahumado o ligeramente salado para la ensalada en dados muy pequeños. Tenga cuidado de no coger ninguna espina pequeña (retírela mientras trocea el pescado).
Paso 5

La clásica ensalada de hígado de bacalao se puede preparar para una mesa festiva, y sin ninguna ocasión, si se quiere, porque los ingredientes o bien ya están en casa, o bien se pueden comprar en la tienda más cercana. Por cierto, ¡no siempre fue así! Pregunte a sus madres o abuelas, y le dirán que el hígado de bacalao en conserva en la época soviética era un producto escaso, por lo que este tipo de ensalada sólo se preparaba en ocasiones especiales. Ahora bien, este plato le parecerá extraordinario a poca gente, pero sin duda es sabroso y apetitoso. La clásica ensalada de hígado de bacalao se prepara de forma muy rápida y sencilla, tanto que hasta un escolar puede hacer frente a esta tarea.